Plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas

plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas

Livia Motterle, una antropóloga y activista italiana que vive en el Raval, se fijó un día en ellas y le pareció que eran cuidadoras urbanas.

Decidió aparecer un día por Robadors 23, uno de los bares que frecuentan las trabajadoras y comenzó a integrarse. Quería estudiar sus formas de protesta, y cómo eran perseguidas también a través del urbanismo. Una de esas tardes en que estaba hablando en la calle con una prostituta transexual, un agente se acercó y multó a la trabajadora, porque estimó que Livia bien podía ser una clienta y su conversación, una negociación por un servicio sexual.

Eso sí, a ella no la multaron. Janet y Paula cuentan que alrededor de mujeres ofrecen servicios sexuales en el corazón del Raval por decisión propia. Tienen entre 20 y 75 años. Sí, 75, porque como el sexo no se reconoce como trabajo, no hay pensión. Cuando pregunto si lo han elegido, el sí es rotundo y después amplían el concepto: No aceptan la idea de que el trabajo dignifica.

Janet explica que cuando llegó a Barcelona, a inicios de los 80, encadenó trabajos en hostelería. Hasta que, rozando la cuarentena, llegó a Robadors. Pero allí descubrió la libertad: Todo el fruto de su trabajo era para ella, el cliente se encargaba de pagar la habitación y con una o dos horas de curro, valía.

El sueldo de una trabajadora sexual en Robadors puede llegar a rondar los 4. Janet conoció al resto de mujeres de la calle y se sintió, por fin, libre. Este discurso contrasta con el oficial, que o bien quiere prohibir el trabajo sexual o bien regularlo bajo las normas de la actual economía de mercado. Como vecinas y activistas del Raval, han estado en contacto con estos partidos y conseguido que sus programas lleven sus ideas.

Basta una foto del panorama. Y otro dato interesante, para fisgones: José Luis Roberto Navarro, que fue director del Colegio Militar Jaime I de Valencia, es su secretario general técnico y responsable de la asesoría jurídica, cargo que compaginó hasta con la presidencia del partido ultraderechista España , que ostenta desde La misma entidad asegura en su web que el negocio de la prostitución mueve Su idea de futuro es bien distinta.

En la lucha contra el Ayuntamiento y en general, contra viento y marea, hubo una pequeña ventana de oportunidad, aunque sólo fuera un espejismo. La regidora de Dona i Drets Civils, Francina Vila, les solicitó, ya que no querían marcharse del barrio, un plan para quedarse, una propuesta.

Pudieron, al fin, exponer sus reclamaciones: Tuvo una programación plural, abierta a todo tipo de artes y culturas: La mayoría de las prostitutas de Robadors son autónomas, pero también hay víctimas de trata y otras que dependen de un chulo.

La cooperativa, con ese albergue, era una iniciativa seria y segura para que muchas abandonaran a los proxenetas. Vila no tardó ni una semana en rechazar la propuesta. La de quién explota a quién, la de si el trabajo dignifica. El cuestionamiento al sistema, en definitiva. El proyecto no deja, a pesar de todo, de ser un objetivo real; con Trias utópico, con Colau, terrenal.

Comprar el edificio de Robadors, 25, forma parte —junto con la ordenanza, el silencio, las multas y el lenguaje— de la estrategia del Ayuntamiento para echar a las putas del Raval. Una de sus políticas fue comprar fincas a la baja, ponerlas en manos de promotoras y venderlas al alza. Livia, que ha estudiado los procesos de gentrificación urbanística, cuenta que los nuevos vecinos de esas casas seminuevas, se quejan de que en la bodega de Rubén, que lleva toda la vida ahí, se siguen encontrando putas y clientes.

Que esperaban que las cosas iban a cambiar y no ha sido así. Incluso su web reconoce esa intención velada de gentrificar el barrio: Livia ve una foto cristalina: Lo que Trias no sabía es que ni por esas conseguiría echarlas. La visibilización y las concentraciones les llevaron incluso a reunirse con Trias en abril del año pasado.

Nueve de ellas subieron a Sant Jaume y otra treintena esperó fuera. Le dijeron que eran mujeres de 20 a 75 años que querían ejercer la prostitución y querían hacerlo en condiciones seguras. Trias puso el grito en el cielo y sólo fue capaz de hablar de servicios sociales.

Sus posiciones estaban en las antípodas, pero seguramente el exalcalde no esperaba encontrarse enfrente a mujeres empoderadas y acabó dando la batalla por perdida. A partir de aquella reunión, la represión policial frenó. El triunfo —a medias, porque sus derechos laborales siguen siendo ninguno— de Putas Indignadas tiene su clave en haber sabido impregnarse de todas las luchas del barrio.

Forman parte de diversas reclamaciones de los movimientos sociales: Efectivamente, las putas han marcado el rumbo del Chino, que hoy es el Raval. Pep me enseña fotos de esa etapa de su vida y en ellas aparecen muchas mujeres que vendían servicios sexuales para sobrevivir: Integradas, como el resto de vecinos.

Los motivos que las llevaban entonces a ofrecer sexo por dinero también eran económicos y también, decididos en la libertad relativa en la que siempre habitamos. Cuenta que su padre, tras años viudo, se enamoró de Marciana, una de las prostitutas del barrio.

Empezaron una relación y la abuela de Pep comentaba en susurros: Adela Asua, magistrada del Tribunal Constitucional: Chris Fulton quiere un plan financiado por el Gobierno que pague por las personas con discapacidad; visitas a prostitutas, de forma similar a un proyecto en Holanda. Censura de Blogspot a los blogs de escorts profesionales del sexo de pago.

Se permiten blogs de violencia y armas, pero no de sexo de pago: Enlace "Me prostituyo porque todos tenemos derecho a comer y no hay otra opción": Éstas pueden alcanzar los 3. A las inclemencias de trabajar en la calle les suman ahora el temor a ser sancionadas. Yo no tengo otra opción, no hay trabajo, no hay nada. Un apartado especial sobre trata de seres humanos en la web oficial de Una información del colectivo Hetaira: De interés porque habilita un espacio para animar a que las víctimas hombres, mujeres, mujeres trans a denunciar su situación.

Desearíamos que se protegiera mejor a las víctimas denuncien o no y que se explicara la diferencia entre prostitución ejercida de forma autónoma y prostitución forzada, para no frivolizar sobre la situación extrema en que viven quienes se encuentran forzadas.

Bajo nuestro punto de vista es fundamental que quienes ejercen de forma autónoma y decidida lo hagan con derechos, fuera de la clandestinización que no hace sino favorecer los abusos ". Por su interés para el debate se refleja en un comentario de Tortuga una información procedente de los órganos estatales de represión:.

Es al heteropatriarcado al que literalmente nos tenemos que follar: El victimismo que brota de unos y otros bajo la palabra puta. Putas a las que todxs los quieren salvar Opiniones del portal integrista católico "ForumLibertas" sobre la asistencia sexual: Hartas de la persecución policial, las trabajadoras del sexo han comenzado a celebrar asambleas y ya tienen una hoja de ruta que quieren negociar con el Ayuntamiento.

Todos los miércoles hacen caceroladas en el barrio del Raval para dejar de ser "invisibles" e intentar solucionar un conflicto que parece crónico. Madrid, 19 de noviembre de Un anteproyecto que no ha sido anunciado previamente y que pretende ser llevado próximamente al Consejo de Ministros. Multar a las prostitutas es la peor iniciativa que podría tomar el Gobierno central en cuestiones de prostitución. Es decir, seguimos sin conocer a ciencia cierta qué cantidad de personas ejercen la prostitución ni en qué modalidad calle, pisos, clubes, hoteles, etc…, quienes trabajan autónomamente, quienes lo hacen en relación a terceros….

Hetaira denuncia que no existen programas sociales ni ofertas de empleo realistas para que quienes deseen abandonar el ejercicio de la prostitución puedan hacerlo con tranquilidad, con cierta cobertura social que no las arrastre sin remedio a una situación de extrema pobreza.

Hetaira entiende que las trabajadoras del sexo en nuestro país lo que necesitan son derechos laborales que las protejan frente a los abusos que ya sufren. Por todas estas razones en materia de prostitución a las que sumamos nuestro rechazo a la prohibición de concentraciones y manifestación no autorizadas, así como las manifestaciones ante el Congreso de los Diputados, la participación en los escraches, etc , nos oponemos a la aprobación del anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana.

Es muy importante para nosotras! Nos vemos en las calles! Nuestra persecución tan sólo beneficia a los empresarios de locales de alterne". Yo de mayor quiero ser antropólogo para comentar vídeos como éste: El Congreso apoya penalizar a clientes y prostitutas que ejerzan en las carreteras: Un artículo que parece hecho con un corta y pega un poco distraido -y tiende a estar sesgado-, pero no deja de resumir el problema.

Curiosa opinión la de un psiquiatra la psiquiatría es una ciencia, amigos: Denuncian que existe una confusión intencionada que lleva a mezclar prostitución y trata. Sin embargo, "la unión hace la fuerza" y por ello han creado la Federación Vasca de Entidades que trabajan con el colectivo de personas que ejercen la prostitución, Gu Gaitun. Porque al final hay que dar una solución a las personas con las que estamos trabajando. Entendemos que la regulación, incluso en los países en donde se ha regulado, tampoco ha sido una solución, porque tampoco se puede regular de buenas a primeras a todo el mundo con el estigma que lleva encima.

Estas cosas tienen que ir poco a poco y tienen que ir paralelas a una sensibilización social. Sí estamos a favor de una regularización, pero no de cualquier manera. Poco a poco, contando con ellas y con las organizaciones. De momento lo que sí nos interesa es la defensa de los derechos, que también engloba los derechos laborales". Una amiga trabaja en Euskadi como educadora social dentro de un grupo de apoyo a protitutas.

Muchas no eligen ese oficio para sobrevivir, sino para vivir bien. Creo que todo esto habría que matizarlo". El boom económico de años pasados, en el que muchos jovencitos ganaban mucho dinero en la construcción, llenó los clubs de jovencitos. No sé hasta que punto, esto les dificulta después, tener relaciones "normales" con mujeres, hombres o transexuales.

Que siempre se habla de mujeres y no del resto. En todo caso, yo sigo pensando que lo de la prostitución, es un problema moral sobretodo. Se debate porqué es sexo y, todavía se ve el sexo como algo sucio. Y encima, en la mayoría de los casos, por sueldos de miseria. Carta abierta a la actriz Amarna Miller: El 9 de marzo de fue noticia que un juzgado de lo social reconocia derechos laborales, como el paro o la baja por enfermedad, a las personas que ejercen la prostitución.

El diario "El mundo" publicó al día siguiente una doble columna de opinión al respecto, de una persona a favor de la medida y de una persona contraria. Deseamos que dicha sentencia sea ratificada por el Tribunal Superior de Justicia y que cree jurisprudencia.

En el Estado español es posible tanto darse de alta como trabajadora del sexo autónoma como poner en marcha una cooperativa de trabajo asociado.

La prostitución se reconoce como actividad económica y como trabajo desde hace ya algunos años. Otra cosa, muy distinta, es que nadie se hubiera atrevido a cuestionar -como ha hecho ahora mismo el juez de los social de Barcelona- la falta de derechos laborales para quienes trabajan en interior clubes, locales, pisos y en relación a terceros.

El Estatuto de los Trabajadores no existe tras esas puertas. Teniendo en cuenta la especificidad del trabajo sexual privacidad, anonimato Los feminismos no pueden permitirse que haya mujeres que queden desprotegidas, excluidas y ninguneadas por los Estados. La prostitución decidida, como el aborto, han de estar definitivamente fuera del Código Penal.

Éste ha de velar por los derechos de las mujeres, no para impedirles, en nombre del patriarcado, decidir sobre su cuerpo. Estamos por la normalización del trabajo sexual porque nadie vive mejor sin derechos. También dice esta misma resolución que considerar la prostitución como un "trabajo sexual" legal, despenalizar la industria del sexo en general y legalizar el proxenetismo no es la solución para proteger a las mujeres y las mujeres menores de edad de la violencia y explotación, sino que produce el efecto contrario.

En nuestro país hemos renunciado a penalizar a quienes se enriquecen gracias a la explotación económica de la prostitución de terceras personas. No puede ser una prestación de servicios que se realice por cuenta de una empresa. Si esto es así, es porque consideramos que un proxeneta no puede ser un empresario decente y, al contrario, se trata de un ilícito que debemos penalizar. Contra las tesis del partido en que milita: Criticando las propuestas del partido Ciudadano sobre la prostitución, Beatriz Gimeno dice entre otras cosas que "Obviamente, los mismos que apoyan la institución de la prostitución son los que se oponen al derecho al aborto.

Porque el derecho al aborto sí es un derecho personal y social que contribuye a mover el tablero del género, ya que otorga a las mujeres la plena libertad reproductiva, algo que no ha ocurrido nunca antes en la historia. Convierte a las mujeres en dueñas plenas de sus procesos reproductivos, de sus cuerpos y de sus proyectos vitales, mientras que la institución de la prostitución aun cuando supusiera ventajas personales para alguna de las mujeres que se dedican a ella cimenta la desigualdad material y simbólica de todas las mujeres.

El aborto hace a las mujeres dueñas de sus cuerpos, mientras que la prostitución los pone al servicio de una determinada ideología y de una industria".

Ésta es la parte positiva. El comunicado recuerda que la propuesta que ya presentó el partido político en para las elecciones catalanas recogía la regulación de la prostitución. Un chollo que querrían emular los empresarios en cualquier otro sector. Entrevista con Cristina Garaizabal: Tiene sus especificidades como las tienen el resto.

La primera es que aparece el sexo de por medio; tiene mucho que ver con la intimidad, por lo que es muy importante que las trabajadoras del sexo se profesionalicen y no hagan aquello con lo que no se sienten cómodas.

La segunda es que sobre quien ejerce este trabajo recae un estigma enorme: Mira que hay trabajos desagradables en la sociedad De la ideología patriarcal, que las criminaliza porque son mujeres que manejan dinero y que consiguen su independencia económica a través de su sexualidad. Es algo revolucionario porque va contra el control de la sexualidad de las mujeres y la reproducción que pretende el patriarcado.

El abolicionismo ayuda a alimentar esta idea cuando dibuja a todas las trabajadoras sexuales, independientemente de que lo hagan de forma voluntaria o no, como víctimas. Hemos sido socializadas desde pequeñas en que existen dos tipos de mujeres: Las primeras no muestran su sexualidad de forma explícita, son recatadas y no llaman la atención.

Otra cosa es que la capacidad de decisión esté condicionada por las necesidades económicas u otras circunstancias, pero todos lo estamos. La pobreza, aunque empequeñece las alternativas, no elimina la posibilidad de elección.

Lo que sí que no se elige son las condiciones de trabajo, que son abusivas por la falta de derechos. Y el dueño del piso, promotor del trabajo sexual. Entonces, hemos comprobado cómo amenazan al propietario: Es frecuente que las desalojen de forma forzosa", explica Rebollar. Ese aislamiento es el que ayuda al proxeneta a hacer con ella lo que quiere", explica Natalia, que lleva desde atendiendo, informando y asistiendo en Cataluña a mujeres del mundo de la prostitución.

Cristina Garaizabal y Gail Pheterson. Esto no es la historia del porno liberador, cool y autogestionado. En ese sentido, es similar a un documental que sigue paso a paso los eslabones del capital para comprobar qué riesgos y sacrificios entraña la industria. El documental sigue a un grupo de chicas desde que contactan a través de un anuncio publicado en Craigslist donde se buscan "modelos que quieran salir en la tele", realizan su primer trabajo porno y hasta que deciden salir de la industria.

El porno de mayor consumo es un ciclo sin fin. Las chicas llegan atraídas por el ansia de libertad de alguien que ronda entre los 18 y 21 años, y muy mediatizadas por el porno como una situación social habitual.

El porno es consumido alrededor nuestro y se ha convertido en un producto mainstream. Las redes sociales tienen un papel importante en el porno amateur: Se insta a las muchachas a usar las redes y autopromocionarse -también entre los jóvenes-.

La cultura del abuso: Las jóvenes que ya han debutado en sus primeras escenas de porno sólo consiguen trabajo a través de castings para webs dónde las vejaciones, el abuso y el llamado "porno extremo" son habituales.

En ese momento comienza el estupor de las implicadas: La perversión de la justificación es la del empoderamiento a través del capital: Las víctimas de una industria que, una vez alejadas del torbellino, resurgen con el yo cambiado, apenas 21 años a sus espaldas y una carga moral equívoca.

Al fin y al cabo, su reputación queda dañada en una sociedad que las consume pero castiga su elección". En base a esa tesis, Menéndez no secunda la medida del Ayuntamiento y recuerda que la prostitución voluntaria "es minoritaria". Tanto Recio como Menéndez, sin embargo, sí sugieren al gobierno liderado por la alcaldesa Ada Colau abrir un debate a "todas las voces implicadas" antes de impulsar nuevas medidas". El debate a 6 candidatas ha tenido lugar en eldiario.

Se llama violencia económica, es violencia institucional y tiene consecuencias en el empobrecimiento del colectivo de mujeres que, ahora, decís defender.

Señoras alcaldesas, si os preocupa la situación de las mujeres que ejercen prostitución, asumid vuestras responsabilidades y las de vuestros partidos políticos en el empobrecimiento de las mujeres, en la ausencia de derechos y en las consecuencias que vuestras regulaciones han tenido durante casi diez años. Somos mujeres con voz y con derechos que defender! Esto sí me parece verdad: Simplemente las desprecian, algunos las odian, ninguno las ve como sus iguales.

Esta institución sirve, hoy día, para que las masculinidades hegemónicas, muy acosadas ya en otros espacios, tengan aquí un espacio en el que la desigualdad es la norma y no la excepción". No pactamos con quienes empobrecieron nuestras vidas y condiciones de trabajo. Aceptamos con respeto que para unas sea una experiencia enriquecedora y para otras no lo sea No confundimos una posible regulación laboral a nivel estatal con la actual regulación municipal de Barcelona, que sigue en vigor gracias a vuestra complicidad silenciosa.

Una regulación de la prostitución que acumula multas, tantas como se multiplican sus consecuencias sobre la vida de las mujeres perseguidas por años". Somos parte y aliadas de la gran mayoría de las asociaciones especializadas con trayectorias impecables y reconocidas que dan cobertura, apoyo y asistencia directa a las mujeres que ejercen prostitución y a víctimas de trata en Cataluña.

Entrevista a Paula Ezquerra, consejera de distrito en el ayuntamiento de Barcelona y trabajadora sexual: En este país Inglaterra a la policía le parece bien que la gente vaya con prostitutas": Aquí noto alguna contradicción: Y que las que lo decidan, que son un porcentaje minoritario, porque sean mayores de edad o porque no tengan proxenetas en su vida, pueden darse de alta en la Seguridad Social.

No es que sea un clasista, pero la gente que te da o euros por una hora te trata de forma diferente a otras personas a las que le cuesta llegar a fin de mes y te pagarían En Oviedo no puedo pedir euros por una hora porque no me los van a pagar. En Madrid la cosa cambia". Sobre una entrevista con Lara Padilla, portavoz de la Plataforma de Organizaciones para la Abolición de la Prostitución.

Abuso policial contra prostitutas del Raval El pasado jueves, a las La política sexual del feminismo carcelario Responde este comentario. Barcelona impulsa la prohibición total de la prostitución callejera Enlace: Los discursos abolicionistas, causa de muerte entre las prostitutas Responde este comentario. Prohibir la prostitución callejera invisibiliza el problema Responde este comentario. La ONU señala errores en la lucha contra la trata de personas Responde este comentario.

Campaña ciudadana por los derechos de las prostitutas Responde este comentario. Prostitutas indignadas Responde este comentario. Vídeo La hipocresia del deseo Documental que muestra y denuncia la contradicción de una sociedad que por una parte promueve el consumo sexual, y por otra parte, victimiza, criminaliza e invisibiliza a las trabajadoras sexuales de la calle. Cursos de camareras de hotel para la reinserción laboral de prostitutas Madrid, 12 de junio de

plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas Sin embargo, "la unión hace la fuerza" y por ello han creado la Federación Vasca de Entidades que trabajan con el colectivo de personas que ejercen la prostitución, Gu Gaitun. Y esto "sólo" ha costado Ahí se despenalizó el proxenetismo que no era coercitivo, aquel que no comportaba engaño o coacción sobre la mujer prostituida. El martilleo de la reinserción también les persigue: Se abre el juego: Para descargar una versión imprimible, prostitutas desnuda trucos de prostitutas aquí.

Plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas -

Es algo revolucionario porque va contra el control de la sexualidad de las mujeres y la reproducción que pretende el patriarcado. Pudieron, al fin, exponer sus reclamaciones: Robadors 23, uno de los prostitutas porno casero prostitutas lujo valencia donde se encuentran trabajadoras y clientes. La prostitución no sólo plantea la violencia frente a esa mujer prostituida a la que se somete, sino frente a todas las mujeres. Se llama violencia económica, es violencia institucional y tiene consecuencias en el empobrecimiento del colectivo de mujeres que, ahora, decís defender.

: Plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas

Plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas En el cruce de calles por el que transitan turistas. Hola August, Gracias por ponerte en contacto con nosotros. España es uno de los pocos países donde la prensa escrita tiene ese tipo de anuncios; en el resto de Europa los medios serios ni siquiera se lo plantean. El resto, ya no tanto. Si eso se permitiera, tendríamos una larguísima cola de personas llegadas de países del Tercer Mundo en los cuales la situación económica, social. Abuso policial contra prostitutas del Raval El pasado jueves, a las
Estereotipo de mujer prostitutas en tarifa Prostitutas calahorra prostitutas reales video
PROSTITUTAS CALLEJERAS BARCELONA PROSTITUTAS EN CIUDAD REAL Prostitutas guimar prostitutas de lujo malaga
PROSTITUTAS ALCALA DE GUADAIRA PUTAS EN BARCELONA 191

A través de los mensajes de los mass media se disocia la realidad de la prostitución del proxenetismo y se invisibiliza al cliente, que al fin y al cabo es el causante de que exista prostitución y de que exista trata.

Porque en la situación actual, con los fenómenos de la globalización y la inmigración, no puede desvincularse la prostitución de la trata.

Si regulamos la prostitución o la venta de órganos estamos desvalorizando lo que es el ser humano. Confirmaremos legalmente la existencia de dos clases de ciudadanos, de dos clases de personas. Es decir, existe un claro interés económico.

Y eso lo han hecho notar no sólo las organizaciones de la Plataforma, sino la propia ministra de Igualdad o la Comisión del Congreso que estudió el tema de la prostitución, sugiriendo que los medios de comunicación deberían replantearse su conducta.

España es uno de los pocos países donde la prensa escrita tiene ese tipo de anuncios; en el resto de Europa los medios serios ni siquiera se lo plantean. La participación que tienen esos medios de comunicación en las televisiones también es evidente, pues suelen formar parte de los mismos grandes grupos.

Y no sólo hay intereses por parte de los periódicos, si no que hay determinados sectores que se van a ver beneficiados con esa actividad. Para las distintas administraciones supone gasto, pero si la actividad se regula, en lugar de gasto proporciona ingresos. Desde las licencias que van a dar los ayuntamientos para la apertura de esos locales, hasta la contribución que se pueda hacer en IRPF, seguridad social… El posicionamiento político que tenga un Estado ante la prostitución va a suponer ingresos o va a suponer gastos.

El Código Penal de la democracia, con Belloch. Ahí se despenalizó el proxenetismo que no era coercitivo, aquel que no comportaba engaño o coacción sobre la mujer prostituida.

Es decir, todo aquel que pudiera darse con el consentimiento de la mujer prostituida. España tiene suscrito el convenio de Naciones Unidas contra la trata de personas, calificada como una nueva forma de esclavitud, y en el que se dice que los Estados se comprometen a perseguir todo tipo de proxenetismo, incluido el que cuenta con el consentimiento de la persona prostituida.

Sin embargo, el Código Penal del 95 despenaliza ese tipo de proxenetismo. Entonces la policía se encontró un poco atada de pies y manos, porque cuando se detiene a los dueños de los locales, al no obtener la declaración de las mujeres conforme han sido coaccionadas, los proxenetas quedan impunes. A partir de , por tanto, se empezaron a instaurar las mafias en nuestro país, que antes en general sólo era un lugar de paso de las mujeres traficadas.

Sin embargo, no ha habido interés por parte de las autoridades en hacer cumplir esta modificación del Código Penal. Si realmente nos plantea mos en serio lo que es el ejercicio de la prostitución y si lo tuviéramos que hacer nosotros, todos tendríamos claro que conllevaría secuelas psicológicas y emocionales. Pensar que hay un tipo de seres humanos en los cuales eso no causa mella alguna es carecer absolutamente de empatía respecto a nuestros y nuestras congéneres.

Se ha llegado incluso a la negación absoluta de la posibilidad de que la mujer pueda tener y desarrollar su propia sexualidad para estar siempre sometida al placer del hombre. La prostitución no sólo plantea la violencia frente a esa mujer prostituida a la que se somete, sino frente a todas las mujeres.

Nosotras queremos y creemos en una sexualidad libre, igualitaria en la cual hombres y mujeres puedan pactar, experimentar en un contexto de libertad, sin que ninguno de los dos pueda someter al otro. A nivel personal creo que sí que lo tienen claro, pero por ahora es muy difícil que se atrevan a plantear abiertamente una apuesta por el modelo abolicionista. Todo el mundo tiene interés en regular, en vez actuar eficazmente contra la trata. Si eso se permitiera, tendríamos una larguísima cola de personas llegadas de países del Tercer Mundo en los cuales la situación económica, social, etc.

Esta fue la decisión de las suecas: Creo que es lo que deberíamos plantearnos hoy en día, si nos creemos realmente que esos derechos de igualdad deben prevalecer o no. Si creemos que deben prevalecer deberíamos apostar porque todos los ciudadanos y las ciudadanas del mundo pudieran acceder a ellos. Es importante para entender tu opinión favorable a la mejora de las "condiciones" de la prostitución. Al proponer la publicación de este artículo, también hablé de que las soluciones planteadas me inspiraban cierta cautela.

Expondré esa cautela en este comentario, dado que la mayor parte de comentarios al artículo aparecidos en Tortuga son favorables al mismo. Igual que es buena la abolición de las situaciones que han conducido o conducen a que muchas mujeres se vean reducidas a la condición de animal doméstico por contrato matrimonial o de empleada de hogar, hay que abolir las situaciones que reducen a muchas mujeres a la condición de animal de recreo —prostitución-: Ahora bien, conviene precisar las situaciones a abolir.

En esto estoy de acuerdo con Lara Padilla. El hecho de ser escogido voluntariamente no dice nada a favor de un empleo. Sin acudir a los casos extremos de venta de órganos que menciona Lara Padilla: Sin embargo, por otra parte, leo que la mayor parte de las defensoras del abolicionismo lo ligan a la lucha contra la prostitución por medio del Código Penal.

Y, con eso, escogen un atajo que me parece bastante peligroso: Incluso suponiendo que todos los policías y jueces fuesen unos seres incorpóreos de ética funcionarial intachable, y que no se producirían los chanchullos producidos, por ejemplo, en los tiempos de la Ley Seca U. Por otro lado, y en el mundo en que vivimos, me parece tan poco digna la vocación de proxeneta como la de miembro de un instituto armado.

Lara Padilla habla de complementar el enfoque penalista con la oferta de alternativas a las prostitutas, y alega que una de las razones por las que no se opta por abolir la prostitución es por no asumir los gastos que conllevarían las medidas necesarias para ofrecer alternativas. Me parece que aunque Lara Padilla es realista al hablar de la prostitución, lo es poco al hablar de las alternativas: Veríamos a partidarios de la abolición de la prostitución que la vincularían a tratamientos interminables y al amontonamiento de una tropa de trabajadores sociales, asesores jurídicos, etc, sobre la espalda de la prostituta en redención.

Lograr un pacto de ese tipo respecto a la prostitución -que, inevitablemente, dejaría al margen la crítica de la sociedad que la hace posible- sería asar la manteca: Abuso policial contra prostitutas del Raval. El pasado jueves, a las Entonces el vehículo empezó a circular muy lentamente entre las prostitutas que estaban bastante aletargadas por el calor y descansaban en los portales e incluso en la acera de esta estrecha calle, casi peatonal. Al llegar a mitad de la calle, justo al lado de una tienda de móviles, vi cómo salía un chorro de gas pulverizado de la ventanilla del copiloto.

Por un instante, ingenua de mí, llegué a creer que se trataba de agua, porque lo dirigió a un grupo de chicas que estaban charlando entre ellas tranquilamente. A sus pies dormitaba un hombre subsahariano muy conocido en el lugar. El ambiente era de calma total hasta ese momento. El efecto del spray, similar a los llamados antivioladores, produjo efectos inmediatos: Los afectados se alejaron corriendo del lugar.

Los policías que se hallaban junto a mí y lo observaban todo fríamente desde el cruce no hicieron nada. Ignoraron a las chicas y a los clientes de la tienda de móviles que se dirigieron a ellos la furgoneta ya se había ido.

Corrí hasta la tienda de móviles para ver qué tipo de gas era y cuando volví a la esquina, los guardias ya se habían marchado. Volví a verlos unos 20 minutos después, en la calle Robador, a pocos metros de allí. Me parecen muy razonables los argumentos expuestos por Crates. Una cruzada moral contra la prostitución EE. El debate sobre la prostitución. Esa es la razón primera que me impulsó a meterme en un estudio profundo acerca de esta institución.

Y siempre desde la convicción de que un verdadero debate sobre una cuestión tan central y tan compleja es imprescindible. Llevamos treinta años discutiendo desde casi exactamente las mismas posiciones aunque unas y otras afirman haberse movido.

Pero a nuestro alrededor, en estos treinta años, todo ha cambiado. Prostitución y feminismo de Estado: La política sexual del feminismo carcelario. Barcelona impulsa la prohibición total de la prostitución callejera.

Los discursos abolicionistas, causa de muerte entre las prostitutas. No hemos oído que una prostituta desee que se sancione a su cliente, lo que piden las mujeres a su cliente es que respete su trabajo, que se les pague bien y que utilicen el condón. Prohibir la prostitución callejera invisibiliza el problema. La ONU señala errores en la lucha contra la trata de personas. La Asamblea Nacional ha votado en diciembre pasado un resolución que reafirma oficialmente la posición abolicionista de Francia en materia de prostitución.

Esta decisión abre el camino a una propuesta de ley en favor de la penalización de los clientes. Han emergido, incluso, alianzas —tan sorprendentes como inesperadas— entre feministas de todas las tendencias y puritanos.. Al hacerlas menos visibles, estas leyes las alejan de las estructuras de atención y prevención sanitarias, a la vez que alimentan el desprecio y la agresividad hacia ellas.

Estas condiciones refuerzan el sentimiento de impunidad de los agresores y el acoso de las fuerzas del orden. Campaña ciudadana por los derechos de las prostitutas. Nota de prensa de Hetaira, colectivo en defensa de los derechos de las prostitutas, tras la reunión mantenida esta mañana con la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

El Colectivo Hetaira ha mantenido una reunión con la delegada del Gobierno, en tanto que representante del Gobierno central en Madrid. Unas cifras excesivas que no coinciden ni con los estudios que ha realizado Naciones Unidas en , ni con las que nos consta a nuestro colectivo ni mucho menos con aquellas que han solicitado órdenes de protección. Esta confusión, en absoluto inocente, lleva a la total indefensión tanto de las víctimas de trata como de las trabajadoras del sexo voluntarias.

Confundir las situaciones de trata con la explotación laboral a la que frecuentemente se ven sometidas las trabajadoras del sexo que trabajan para terceros lleva a que no se identifique bien a las que son víctimas de trata y a que las trabajadoras del sexo que ejercen voluntariamente se vean invisibilizadas y sin derechos.

Por todo ello, el Colectivo Hetaira, le hemos planteado que queremos saber qué planes tiene el Gobierno en nuestra Comunidad en relación al trabajo sexual. Así mismo, la Delegación de Gobierno ha manifestado su intención de mantener nuevas reuniones con los colectivos que trabajamos en temas relacionados con la prostitución. En clave de puta.

Vídeo La hipocresia del deseo. Documental que muestra y denuncia la contradicción de una sociedad que por una parte promueve el consumo sexual, y por otra parte, victimiza, criminaliza e invisibiliza a las trabajadoras sexuales de la calle. Cursos de camareras de hotel para la reinserción laboral de prostitutas. El titular es cursos de camarera de hotel no es formación reglada. Y esto "sólo" ha costado Su total indignación ante una medida que atenta contra los derechos humanos de quienes ejercen por decisión propia, ya que la prostitución no es delito en nuestro país.

Con medidas prohibicionistas sean administrativas o penales se obliga a que trabajadoras y trabajadores del sexo que trabajan autónomamente, tengan que dirigirse a locales cerrados bajo condiciones de trabajo abusivas. Pero tampoco les preocupa a políticos y políticas que no exista legislación laboral que pueda proteger sus derechos frente a quienes regentan los grandes clubes de alterne.

Somos conscientes de los problemas de convivencia ciudadana y de seguridad vial que algunas formas de ejercicio de la prostitución ocasionan. Así mismo, volvemos a exigir el reconocimiento de la prostitución como un trabajo legítimo y la regulación de las relaciones laborales cuando median terceros, es decir, cuando ésta se ejerce en locales cerrados.

Hetaira, colectivo en defensa de los derechos de trabajadoras y trabajadores del sexo. Ante las declaraciones de Cristina Cifuentes, comunicado de prensa, Madrid, 19 de junio de , Hetaira. Ante la noticia de que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha defendido que es necesario regularizar el ejercicio de la prostitución, Hetaira, colectivo en defensa de los derechos de trabajadoras y trabajadores del sexo, quiere manifestar:. Rechazamos la argumentación de la delegada del Gobierno que sostiene que la inmensa mayoría de quienes ejercen la prostitución son víctimas de trata.

No sabemos en qué cifras se basa Cifuentes, ya que ella misma nos dijo, en la reunión que mantuvimos con ella el pasado 16 de mayo, que no disponía de datos. Ni las cifras que constan a nuestro colectivo, ni las de los estudios realizados por Naciones Unidas en , ni mucho menos las cifras de aquellas mujeres que han solicitado órdenes de protección coinciden con sus suposiciones. Confundir las situaciones de trata con la explotación laboral a la que frecuentemente se ven sometidos quienes trabajan para terceros comparable a la explotación laboral que sufren otr s trabajadores y trabajadoras lleva a que no se identifique bien a quienes son víctimas de trata y que se invisibilice y se prive de derechos a quienes ejercen voluntariamente.

Debe haber zonas seguras, bien iluminadas y con infraestructura mínima para el ejercicio de la prostitución papeleras, posibilidades de higiene, etc. La prostitución es una actividad económica reconocida por el Tribunal Europeo de Justicia en Luxemburgo 20 de noviembre de Lo que pretende es: Una idea, bastante obvia, por otra parte, pero como no tenemos costumbre de oir, nos alegra el día: Los trabajos sociales para las prostitutas son sólo gestos de cara a la galería.

Afirmación que se hace desde el absoluto desconocimiento de las diferentes posiciones y alternativas legales que hoy existen para el trabajo sexual. Esperanza Aguirre se ha manifestado, en ocasiones, favorable a la regulación de la prostitución como forma de controlar esta actividad.

Desde Hetaira hemos denunciado en otras ocasiones que es un negocio que favorece el crecimiento de las mafias que se aprovechan de las trabajadoras del sexo. Por todo ello es importante diferenciar entre las posiciones de unos y otras en este debate, ya que conllevan medidas legales completamente diferentes. Esperanza Aguirre mantiene esas posiciones desde antes de la aparición de Eurovegas.

Es triste pero cierto. Posiblemente es su presencia la que marca la diferencia entre Madrid y Barcelona. Una usuaria replica, en mi opinión con toda la razón: Se me quedó en el tintero comentar que lo que dice el texto sobre los preservativos apunta a un hecho cierto, pero como generalización me parece a día de hoy -y por desgracia- un tanto irreal.

Ana Botella pone a raya la mendicidad y la prostitución. Regular zonas de prostitución esconde el problema. Las prostitutas acusan a Puig de criminalizarlas. Adela Asua, magistrada del Tribunal Constitucional: Chris Fulton quiere un plan financiado por el Gobierno que pague por las personas con discapacidad; visitas a prostitutas, de forma similar a un proyecto en Holanda.

Censura de Blogspot a los blogs de escorts profesionales del sexo de pago. Se permiten blogs de violencia y armas, pero no de sexo de pago: Enlace "Me prostituyo porque todos tenemos derecho a comer y no hay otra opción": Éstas pueden alcanzar los 3. A las inclemencias de trabajar en la calle les suman ahora el temor a ser sancionadas. Yo no tengo otra opción, no hay trabajo, no hay nada.

Un apartado especial sobre trata de seres humanos en la web oficial de Una información del colectivo Hetaira: De interés porque habilita un espacio para animar a que las víctimas hombres, mujeres, mujeres trans a denunciar su situación. Desearíamos que se protegiera mejor a las víctimas denuncien o no y que se explicara la diferencia entre prostitución ejercida de forma autónoma y prostitución forzada, para no frivolizar sobre la situación extrema en que viven quienes se encuentran forzadas.

Bajo nuestro punto de vista es fundamental que quienes ejercen de forma autónoma y decidida lo hagan con derechos, fuera de la clandestinización que no hace sino favorecer los abusos ".

Por su interés para el debate se refleja en un comentario de Tortuga una información procedente de los órganos estatales de represión:. Es al heteropatriarcado al que literalmente nos tenemos que follar: El victimismo que brota de unos y otros bajo la palabra puta. Putas a las que todxs los quieren salvar Opiniones del portal integrista católico "ForumLibertas" sobre la asistencia sexual: Hartas de la persecución policial, las trabajadoras del sexo han comenzado a celebrar asambleas y ya tienen una hoja de ruta que quieren negociar con el Ayuntamiento.

Todos los miércoles hacen caceroladas en el barrio del Raval para dejar de ser "invisibles" e intentar solucionar un conflicto que parece crónico. Este discurso contrasta con el oficial, que o bien quiere prohibir el trabajo sexual o bien regularlo bajo las normas de la actual economía de mercado.

Como vecinas y activistas del Raval, han estado en contacto con estos partidos y conseguido que sus programas lleven sus ideas. Basta una foto del panorama. Y otro dato interesante, para fisgones: José Luis Roberto Navarro, que fue director del Colegio Militar Jaime I de Valencia, es su secretario general técnico y responsable de la asesoría jurídica, cargo que compaginó hasta con la presidencia del partido ultraderechista España , que ostenta desde La misma entidad asegura en su web que el negocio de la prostitución mueve Su idea de futuro es bien distinta.

En la lucha contra el Ayuntamiento y en general, contra viento y marea, hubo una pequeña ventana de oportunidad, aunque sólo fuera un espejismo. La regidora de Dona i Drets Civils, Francina Vila, les solicitó, ya que no querían marcharse del barrio, un plan para quedarse, una propuesta.

Pudieron, al fin, exponer sus reclamaciones: Tuvo una programación plural, abierta a todo tipo de artes y culturas: La mayoría de las prostitutas de Robadors son autónomas, pero también hay víctimas de trata y otras que dependen de un chulo. La cooperativa, con ese albergue, era una iniciativa seria y segura para que muchas abandonaran a los proxenetas. Vila no tardó ni una semana en rechazar la propuesta. La de quién explota a quién, la de si el trabajo dignifica. El cuestionamiento al sistema, en definitiva.

El proyecto no deja, a pesar de todo, de ser un objetivo real; con Trias utópico, con Colau, terrenal. Comprar el edificio de Robadors, 25, forma parte —junto con la ordenanza, el silencio, las multas y el lenguaje— de la estrategia del Ayuntamiento para echar a las putas del Raval. Una de sus políticas fue comprar fincas a la baja, ponerlas en manos de promotoras y venderlas al alza. Livia, que ha estudiado los procesos de gentrificación urbanística, cuenta que los nuevos vecinos de esas casas seminuevas, se quejan de que en la bodega de Rubén, que lleva toda la vida ahí, se siguen encontrando putas y clientes.

Que esperaban que las cosas iban a cambiar y no ha sido así. Incluso su web reconoce esa intención velada de gentrificar el barrio: Livia ve una foto cristalina: Lo que Trias no sabía es que ni por esas conseguiría echarlas. La visibilización y las concentraciones les llevaron incluso a reunirse con Trias en abril del año pasado. Nueve de ellas subieron a Sant Jaume y otra treintena esperó fuera.

Le dijeron que eran mujeres de 20 a 75 años que querían ejercer la prostitución y querían hacerlo en condiciones seguras. Trias puso el grito en el cielo y sólo fue capaz de hablar de servicios sociales. Sus posiciones estaban en las antípodas, pero seguramente el exalcalde no esperaba encontrarse enfrente a mujeres empoderadas y acabó dando la batalla por perdida. A partir de aquella reunión, la represión policial frenó. El triunfo —a medias, porque sus derechos laborales siguen siendo ninguno— de Putas Indignadas tiene su clave en haber sabido impregnarse de todas las luchas del barrio.

Forman parte de diversas reclamaciones de los movimientos sociales: Efectivamente, las putas han marcado el rumbo del Chino, que hoy es el Raval. Pep me enseña fotos de esa etapa de su vida y en ellas aparecen muchas mujeres que vendían servicios sexuales para sobrevivir: Integradas, como el resto de vecinos. Los motivos que las llevaban entonces a ofrecer sexo por dinero también eran económicos y también, decididos en la libertad relativa en la que siempre habitamos.

Cuenta que su padre, tras años viudo, se enamoró de Marciana, una de las prostitutas del barrio. Empezaron una relación y la abuela de Pep comentaba en susurros: Natural, como la vida misma.

La mayoría de nosotros tenemos una idea de la prostitución en la cabeza, normalmente ligada a la trata, a las drogas o a la pobreza, porque así nos la han contado los medios. En ese sentido apunta también Paula: En el cruce de calles por el que transitan turistas. Livia ve cómo se traslada la criminalización desde los cuerpos a la ciudad. La prostitución puede existir, pero que no se vea. Que es exactamente la laguna legal en la que se encuentra el oficio en el Estado español. El centro del debate hasta ahora estaba en si la prostitución es o no esclavitud.

Las feministas abolicionistas lo consideran así porque creen que se comercia con el cuerpo y eso contribuye a la mercantilización de las mujeres. Pero las Putas Indignadas, que son las que ejercen el trabajo, quieren desplazarlo a la reclamación de derechos laborales porque no lo ven así: Se abre el juego: Linda, una de las prostitutas que cogía el micro en la plaza de la Filmo, lo expresaba así: Mujeres que conocen el barrio y, como vecinas, se relacionan con el resto de sus moradores.

Bon dia, El meu nom és August Corominas i sóc el propietari junt amb dos companys amics del bar 23 robadors. Robadors 23, uno de los locales donde se encuentran trabajadoras y clientes.

De la forma que ho escriu és difamació.

0 thoughts on “Plataforma de prostitutas indignadas dias prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading