Prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres

prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres

La mayoría entran por una necesidad económica, pero como cualquier otro trabajo que no te guste hacer… la particularidad es que en este hay toda una carga moral. Y creo que tiene razón. La prostitución es un trabajo duro, no apto para todas las mujeres, pero igual que tampoco le recomendaría ser profesora a alguien que no le gusten los niños.

No es un trabajo para todo el mundo, pero para las mujeres que estén preparadas, puede ser un muy buen trabajo. Creo que esa idea es errónea. A partir de ahí es cuando realmente eres libre y muchas de ellas no van a permitir que las traten como a un objeto. Incluso las propias madames, porque hay que pensar que muchísimas proxenetas son mujeres, hacen selección de clientes y si ven a uno demasiado pasado lo echan de malas maneras.

Son profesionales que ofrecen un servicio sexual. Si a una chica le ponen una raya de cocaína porque el cliente se quiere drogar con ella se tapa el pelo y con el meñique la tira al suelo. Esta imagen de pobrecitas vendidas y sometidas al hombre me parece que en muchas ocasiones no es real.

Son muy dueñas del espacio y de lo que se hace. Esto sí que tiene que ver con el sometimiento al sistema patriarcal. Desde el punto de vista del dominio masculino, la mujer prostituta solo puede ser o bien una mala mujer, una viciosa, una ninfómana, una pervertida o bien una víctima que para tirar adelante a sus hijos, pobrecita, ha tenido que hacer esto. Pero no se contempla la mujer empoderada que en plenas facultades decide sacar al mercado laboral sus habilidades sexuales.

Y la sumisión de verdad es el estigma y es contra eso contra lo que hay que luchar. No, no lo es. Con un cliente que vuelve muchas veces y con el que llevas a cabo una actividad tan íntima, se generan emociones por parte del cliente y por parte de la prostituta porque a veces se gustan. Y ese momento me parece durísimo porque o bien cercenas tus emociones, algo que para mí sería imposible, o tienes que enseñar a tu pareja a convivir con tu trabajo.

Y sospecho que muchas menos de las que nos creemos. En la prostitución voluntaria no me da la sensación de que sea así. A lo que llegué: Es tan potente el estigma que incluso las que estamos fuera de la prostitución tenemos muy claro que no nos prostituiríamos. Porque nos han enseñado que no. Me plantee ser prostituta y fue el estigma lo que me frenó.

Y es lo que las condena a ellas. Uno es garantizar alternativas económicas a las mujeres que no quieren prostituirse, es decir, luchar contra la pobreza y la desigualdad. Mi primera propuesta es prohibir la pobreza y con eso se solucionarían muchas cosas de la prostitución. Regularizar el sector de la prostitución con derechos y deberes. Hay que normalizar y admirar a las prostitutas.

Que se pueda hacer en la tele un culebrón en el que una de las protagonistas sea prostituta. Es políticamente incorrecto pintar a las prostitutas como personas a las que les va bien la vida. Lo políticamente correcto es pintarla como a las pobres esclavas. Hay que luchas contra ellas pero esto va en paralelo con garantizar derechos y deberes de las mujeres que libremente se quieran prostituir.

Logró, con mucho esfuerzo, salir de aquella pesadilla. Ha escrito tres libros sobre el tema, incluido uno que lleva por título "Ninguna mujer nace para puta". BBC Mundo habló con ella. Lo creo firmemente, estoy convencida de ello. Ninguna mujer nace para puta. Nos hacen, nos convierten en putas. Nos hacen putas, nos convierten en putas".

Para poder sobrevivir a todo lo que pasé, mi mente ha llevado a cabo un proceso de adormecimiento. Hay cosas que recién empiezo a recordar. No sé cómo escapé del prostíbulo de Argentina dónde me prostituían, de verdad que no lo sé.

Supongo que me atreví a decir "no". Hasta que un día un prostituidor me dio una terrible paliza. El conserje de un hotel me ayudó, llamó a la policía. Y no se lo va a creer: Porque a quién le importa una puta. Pero las mujeres que ejercen la prostitución necesitan contarse esa mentira. Necesitan decirse que son ellas las que eligen, las que ponen el precio, las que son libres de entrar o salir cuando les apetece….

Y se lo dicen para no sentir dolor, para negar la tortura de la que son víctimas. Yo también me sostenía diciéndome a mí misma que era una trabajadora sexual. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío. Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso. Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano. Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda.

prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres

: Prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres

PUERTO BANUS PROSTITUTAS PROSTITUTAS EN PALENCIA La puta de todas y de todos. Natalia es una Frida que ejerce la prostitución. En sociedades no patriarcales no existió prostitución. Cómo te vas a enamorar de alguien que te manosea, que te viola. Algunas han sufrido mucho.
Prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres 459
Prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres Prostitutas san sebastian casa de prostitutas villaverde bajo
PAGINAS PARA CONTRATAR PROSTITUTAS FOTO DE POTAS Tatuajes de criminales y prostitutas libro prostitutas a domicilio fuenlabrada
Dos de ellas tenían pareja y me contrataron para hacer un trío. Crímenes del favor definicion prostitutas valencianas Bebés robados. Yo me escapé del prostíbulo, pero te juro que a día de hoy no recuerdo cómo lo hice. En la prostitución no hay afecto ni caricias ni abrazos. La marca de la vergüenza y el dolor que vivimos las putas no es nuestra, les pertenece a la sociedad y a nuestros gobernantes.

Prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres -

Las que lo eligen son muy pocas y se supone que por ejemplo, las putas VIP lo eligen con total libertad pero eso no es verdad porque son esclavas de sus lujos y el producto de un capitalismo feroz que nos construye deseos consumistas innecesarios. Bastante tienen ya las pobres con ser putas.

0 thoughts on “Prostitutas que quieren serlo textos sobre mujeres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading