Rostitucion putas en cadiz capital

rostitucion putas en cadiz capital

Dice que sabe lo que hace. Hablamos de una prostituta madrileña que cumplió 18 años en julio del año pasado. Fue en ese momento cuando decidió hacerse puta. Y no le molesta el calificativo: Dos meses después de introducirse en este furtivo mundo comenzó su carrera universitaria.

Desde entonces lleva una doble vida. Esta joven atiende en la Red al nombre de Diana Le Blanc: Tengo 18 añitos y recibo en mi piso privado de Diego de León Madrid Las clases son presenciales y si me meto en un supermercado o en una tienda de ropa, tendría que faltar. Con el sexo gano 1. No me compensa otra cosa. Su aspecto no denota opulencia ni, por supuesto, que se dedica a la prostitución.

Viste jeans y camiseta oscura ancha. Desprende un perfume agradable a Escada. Sigue leyendo el reportaje completo en mujerhoy. Todas las noticias de sociedad. El FBI libera a menores víctimas de explotación Homenaje a los abuelos del municipio el Día del Abuelo. El hecho de no verlas en las calles, ni en uno de esos grandes hoteluchos decadentes de luces horteras, no significa que no existan. Pero la visibilidad no alivia el fenómeno, al contrario, sólo añade un elemento de dolor, violencia y temor a ellas, a comerciantes, vecinos y niños.

El hecho de que no se les vea, no significa que no existan y que no sufran. Pero si en mi pueblo no se les ve porque son pocas, me alegro. Ya sé que hubo un tiempo en que daban de comer a los niños hambrientos de las familias honradas? Ya sé que hubo años en los que ellas, aunque hicieran lo que dice Maradona, se humillaban menos para subsistir que el resto de trabajadores.

Pero esos años hace 40 que pasaron. Puede que algunos de esos sitios, algunas tramas, algunos VIPS, ofrezcan chicas tan caras que, incluso, parece que quieren y te quieren, pero de chico me enseñaron que eso nunca es lujo, que siempre es sórdido, siempre mentira, que siempre miran el reloj rezando para que corra.

Ya sé que todos arrastramos nuestra cuota de prostitución my share of losing , que decía Sinatra en nuestra perra vida diaria. Pero todos estamos encerrados en tiendas, despachos y oficinas. Que no nos vean los niños y los inocentes. Sería cruel e injusto señalar a los clientes. Ya sé lo de los viejos viudos y los enfermos, lo de los gordos y los feos. No son minoría los que se apuntan al atajo, hartos de alcohol y coca, sin saber qué hacer allí con las manos, ni con la palabra ni con otro órgano que no sea la cartera.

Parece que aquí hay pocos de esos clientes, o que tienen que alejarse unos kilómetros para ejercer de machos de Monopoly. No hace falta recurrir a eso de que todos tenemos madre, y esposa, incluso hijas.

rostitucion putas en cadiz capital Hoy llovizna 18 Puede que no esté ni bien ni mal, que no merezca vergüenza ni orgullo, pero me alegro. Pero todos estamos encerrados en tiendas, despachos y oficinas. En la silueta que oculta personas "marginales, drogadictas y sin otra salida", caben también quienes buscan "una manera de salir de la pobreza". No, no hace falta. Se costean la carrera con servicios sexuales.

0 thoughts on “Rostitucion putas en cadiz capital

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading